Mitos sobre el césped artificial

Falso mitos sobre el césped artificial

Son muchas las ventajas que tiene la instalación de césped artificial en nuestro jardín o terraza pero quizás son muchos los mitos que corren en su contra.

Mitos sobre cesped artificial

En este artículo podrás acabar con todos ellos ya que su instalación puede ayudar a mejorar tu calidad de vida y también la de tu bolsillo, ya que de forma económica podrás disfrutar de un estupendo jardín, de tu tiempo y de un pellizco menos en tu factura del agua. Quítate los prejuicios y tus dudas con estas aclaraciones:

El césped artificial es inflamable. Falso.

Es una cuestión que preocupa mucho a todos aquellos que piensan valerse del césped como decoración –sobre todo de exteriores- Pues es un falso mito ya que pese a ser artificial si cae una colilla, brasa de barbacoa o algo similar, no hará que arda toda la extensión. Simplemente se verá afectada –quemada- la zona donde caigan estos restos, sin que el resto corra esta misma suerte. Para evitar esto, hay que tener cuidado de no dejar caer material incandescente y así no tentar a la suerte. Pero eso si en caso de que esto suceda, no os preocupéis por que siempre se podrá arreglar la parte afectada, quedando de nuevo todo en perfecto estado.

Al ser artificial, este tipo de césped no necesita ningún tipo de mantenimiento. Falso.

Es obvio que el césped de cualquier jardín o por ejemplo el de un campo o instalación deportiva necesita muchos cuidados para que esté en perfecto estado. El césped artificial, pese a no ser natural, también necesita de sus cuidados –aunque menos-. Mantener a punto este tipo de césped es bastante sencillo, bastará con chorritos de agua que eliminen el polvo que pueda llegar a acumularse y listo.

Si teme por que cualquier tipo de mascota al defecar o realizar cualquier necesidad en su jardín pueda también deteriorar su instalación no se preocupe, con retirarlo y echar un chorrito de agua quedará liso y en perfectas condiciones.

En instalaciones deportivas, el césped artificial es más propenso a producir lesiones. Falso.

Si está pensando en poner césped artificial en su jardín y tiene niños, o le encanta el deporte no se preocupe, este tipo de afirmaciones es otro falso mito. Normalmente a la hora de instalar un campo o instalaciones de césped artificial lo primero que se suele mirar es la estabilidad de la zona allanándola si fuese necesario para que todo esté plano y no haya riesgo de torceduras. Es bastante seguro ya que actualmente cada vez se cuida más la seguridad del cliente.

Mitos cesped artificial

Cualquier tipo de plagas puede estropear el césped artificial. Falso.

Es muy común tender a pensar esto pero definitivamente es incorrecto. Precisamente por ser artificial, a los animales e insectos les es más dificultoso adherirse a las hojas con lo cual las plagas tienen muy difícil implantarse en nuestro jardín.

Si no está pensando en insectos, sino en plagas de animales como por ejemplo los topos, no se preocupe, les será prácticamente imposible romper la base del césped artificial para salir a la superficie, con lo cual si sospecha que pudiera tener o ya tiene este problema quizás esta sea su solución.

El césped artificial no resiste al tiempo ni a las condiciones climatológicas. Falso.

A través de un buen cuidado y un buen cepillado de las fibras puede alargar y mejorar la vida de su moqueta de césped artificial.