Menú

Avilsa, especialista en taquillas y cabinas sanitarias, expone las claves de un buen vestuario

/COMUNICAE/

Avilsa, especialista en taquillas y cabinas sanitarias, expone las claves de un buen vestuario

El vestuario de una instalación deportiva, de un balneario o de un centro laboral, educativo u hospitalario es uno de los espacios funcionales más importantes de dichos entornos. Por esa razón, la higiene, la pulcritud en la limpieza de las cabinas sanitarias y de las duchas, el confort del mobiliario, la calidad de los materiales constructivos y la seguridad de las taquillas son algunos de los aspectos que los usuarios tienen en cuenta a la hora de valorar positivamente un negocio


Avilsa, empresa experta en la construcción de taquillas y cabinas sanitarias, considera “indispensable” proporcionar un vestuario “funcional, higiénico, confortable y capaz de garantizar un entorno seguro y saludable”. De esta forma, es más sencillo ganarse la confianza y satisfacción de clientes y usuarios de gimnasios, instalaciones deportivas, centros sanitarios, escolares o laborales.

Para aumentar la limpieza y salubridad y evitar la proliferación de focos bacterianos en estas áreas es muy importante elegir un mobiliario construido con materiales capaces de resistir las altas temperaturas y la humedad del ambiente. Parte de ese equipamiento son las taquillas de vestuarios, las cabinas sanitarias de separación y las duchas, espacios comunitarios que deben cumplir las normas mínimas de salud e higiene exigidas por la Unión Europea.

Para ello, Avilsa señala que es fundamental apostar por la instalación de cabinas sanitarias y taquillas fenólicas, fabricadas con laminados revestidos de materiales duros y pulidos que no se estropean y que son capaces de absorber la humedad, resistir el calor extremo y plantar cara a las bacterias. “Es la mejor manera de proteger cualquier vestuario de agentes externos. Son las opciones más seguras e higiénicas para entornos especialmente sensibles y antisépticos, que es el caso de los hospitales”, anotan desde esta empresa.

Además, el laminado fenólico es hidrófugo, repele todo tipo de microorganismos y ofrece una serie de ventajas, tales como la amplia gama de diseños disponible, la fácil instalación y limpieza, la ausencia de mantenimiento y el bajo coste. “Son numerosos los profesionales y particulares que apuestan cada día por este material”, subrayan desde Avilsa. El motivo, aclaran, tiene que ver con la limpieza: “Cuando utilizamos un vestuario buscamos la mayor pulcritud posible y este material la ofrece”. A ello hay que sumar otros factores no tan orientados al cliente o usuario final, sino vinculados al bolsillo: “No requiere mantenimiento y el coste es reducido, tanto a la hora de comprarlo como de instalarlo”.

Fuente Comunicae

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies