Menú

Publica tus artículos en PARQUE EMPRESARIAL y gana visibilidad

¿Cómo mantener tu piscina en invierno?

¿Cómo mantener tu piscina en invierno?
- 4 minutos de lectura -

Cuando llega la temporada de frío, la temporada de invierno de una piscina obliga a conservar el agua y su equipo hasta el regreso de los bellos días de verano. Dependiendo de la región en la que vivas, tendrás que elegir entre dos técnicas diferentes de acondicionamiento para las piscinas: acondicionamiento activo o acondicionamiento pasivo, cada una requiere procedimientos de mantenimiento específicos.

De la mano de Piscinas Premier, empresa fabricante de piscinas de fibra vamos a ver con detalle en qué consisten estás técnicas de mantenimiento para piscinas.


¿Cómo preparar la piscina para el invierno? preservar el agua y el equipo

Cuando se acerca la temporada de frío o el invierno, en las piscinas al aire libre, deportes como la natación se paran hasta la llegada de días más cálidos y las piscinas no se vuelven a usar. Pero no se trata de dejar las piscinas vacías sin agua durante todo el invierno porque salvo en algunos casos excepcionales, nunca se debe vaciar completamente una piscina (especialmente durante un largo período de tiempo).

En efecto, una piscina vacía es una piscina que estará sujeta a la presión del terreno circundante. Esto puede hacer que la piscina se mueva o se deforme, las paredes se agrieten, que el revestimiento se dañe, por ejemplo. De hecho, en lugar de vaciar la piscina, ésta deber ser “invernada”: una operación que no sólo protege la estructura y el revestimiento de la piscina, sino que también conserva el agua de la piscina durante el invierno para utilizarla nuevamente cuando acabe la temporada de frío.


¿Cuándo hay que invernar una piscina? La importancia de la temperatura del agua

El invernaje de una piscina es una ciencia exacta que, tan pronto como la temperatura del agua caiga por debajo de los 12°C se mantiene constantemente y es hora de empezar a tratar la piscina.

El umbral de 12°C obviamente no fue elegido al azar: es un umbral por encima del cual, las algas y otros microorganismos ya no pueden crecer. Del mismo modo, es mejor no invernar la piscina demasiado pronto para asegurar que el agua mantenga su calidad. Pero tampoco hay que esperar demasiado: si el invierno llega demasiado rápido, las heladas pueden causar muchos daños en la estética de la piscina.

Por eso es relevante referirse al umbral de 12°C para poner la piscina en modo de invernaje o hibernación para el invierno.


Diferentes técnicas de invernaje para piscinas

Hay dos técnicas diferentes de mantenimiento para las piscinas como lo hemos mencionado al comienzo de este artículo: acondicionamiento activo y pasivo.

– El acondicionamiento activo para el invierno es un método que consiste en dejar la piscina inactiva y hacer funcionar la filtración durante unas horas cada día.

– El acondicionamiento pasivo para el invierno es una técnica que no requiere mantenimiento, ya que implica realizar acciones de mantenimiento completo de la piscina durante la temporada de invierno. Aquí te dejamos estas acciones por orden:

  • Primero limpia la piscina (fondo, paredes, línea de agua) y el filtro.
  • Después realiza un tratamiento de choque del agua mediante sobre cloración
  • Baja 10 cm el nivel del agua de tu piscina
  • Drena la bomba, el filtro y las tuberías vaciando completamente toda el agua
  • Cierra la válvula del filtro
  • Añade accesorios anti hielo que floten y muevan el agua (por ejemplo, flotadores, neumáticos)
  • Desconecta la bomba y coloca la bomba y filtro en un lugar seco y protegido del frío
  • Añade al agua productos de invernaje
  • Por último, coloca el cobertor de piscina para un correcto invernaje

¿Cómo elegir la técnica de acondicionamiento para piscinas?

En realidad, la elección entre técnicas de mantenimiento tanto activas o pasivas depende sobre todo del clima.

En efecto, el enemigo número 1 de las piscinas en invierno es la helada o la congelación: cuando el agua comienza a congelarse en las tuberías o el equipo, se inflan, se vuelve más densa y puede correr el riesgo de reventar las tuberías.

Sin embargo, los propietarios de piscinas en zonas donde el invierno es más frío, han de optar por el acondicionamiento pasivo de sus piscinas durante los meses de invierno.

La técnica de acondicionamiento activo está prevista para zonas donde el invierno es más suave, o para piscinas equipadas con un sistema de calefacción que evitan las heladas.


Acondicionamiento pasivo de una piscina, cuando la piscina está cerrada

Durante el período de acondicionamiento pasivo, las piscinas deben permanecer inactivas durante todo el invierno, lo que provoca la interrupción de su filtración, limpieza y el mantenimiento del agua.

Sin embargo, esta técnica de mantenimiento requiere la aplicación de un protocolo bastante exigente como hemos mencionado anteriormente:

  • Una completa y minuciosa limpieza de la piscina esto incluye accesorios como escaleras y bancos…
  • Un tratamiento adecuado para el agua (para que esté perfectamente sana).
  • El descenso del nivel del agua.
  • El drenaje y acondicionamiento para el invierno del sistema de filtración de la piscina para que el agua no se congele y dañe el equipo como los filtros, tapones, etc
  • La adición de productos invernales como anti algas y anti cal para proteger el agua y la estética de la piscina.
  • La instalación de accesorios de invernaje como: flotadores, tapones, filtros. para evitar congelación en el agua de la piscina.
  • La instalación de una cubierta o lona para el invierno.

Acondicionamiento activo de una piscina, cuando la piscina está inactiva

La técnica conocida como hibernación activa o acondicionamiento activo consiste en mantener la filtración del agua durante la estación de invierno, pero a un ritmo bastante bajo, aproximadamente 2 horas por día en promedio. Para un mantenimiento activo en piscina se necesita:

  • Verter un producto como un dosificador de invernaje de para piscina al comienzo del invierno y se puede repetir la operación si es necesario.
  • Revisa periódicamente el pH y el equilibrio del agua.
  • Es importante configurar el anticongelante para que la bomba arranque automáticamente cuando el agua de la piscina alcance una cierta temperatura (siempre para evitar la congelación).

Mantenimiento de piscinas en invierno

No olvides la cubierta o lona de invierno. Es un hecho que el mantenimiento de una piscina en invierno requiere mucho menos trabajo que en los meses de verano. Sin embargo, hay que tener en cuenta que cualquiera que sea la técnica de acondicionamiento de la piscina elegida, habrá que realizar un mantenimiento correcto.

En efecto, en caso de acondicionamiento activo, se aconseja asegurar un mantenimiento regular de la piscina: comprobar el pH, el nivel de desinfectante, la limpieza de la piscina y no olvides crear movimientos de agua para evitar la congelación.

Y aunque el acondicionamiento pasivo es menos exigente en términos de mantenimiento, sigue siendo aconsejable comprobar el color del agua de vez en cuando, pero sobre todo eliminar los restos vegetales, la nieve y/o la lluvia que se han acumulado en la cubierta invernal para evitar que se hunda y se dañe por su peso.

Mantenimiento de piscinas en invierno

    Deja tu comentario

    Your email address will not be published.*

    veinte − 17 =

    Publica tus artículos en PARQUE EMPRESARIAL y gana visibilidad

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies