Menú

Publica tus artículos en PARQUE EMPRESARIAL y gana visibilidad

Diseño de jardines profesional ¿en qué consiste?

Diseño de jardines profesional ¿en qué consiste?
- 3 minutos de lectura -

¿Quién es el diseñador de jardines y cómo puede ayudarnos?

Cuando se trata de diseñar tu espacio exterior, es normal que te sientas confundido, entre otras cosas porque un jardín es como un diamante: «para siempre».

El diseñador de jardines es la figura profesional que puede ayudarnos a tomar las decisiones correctas. En España no existe una definición única para esta profesión porque no hay un recorrido de estudios lineal.

Hemos pedido a expertos en decoración de jardines que nos hablen de su profesión para entender cómo se lleva a cabo, una idea de los costes y cuál es el enfoque con el cliente.


¿Quién es y qué hace el diseñador de jardines?

diseño de jardines

Simplificando, es un profesional que diseña y crea jardines, no necesariamente privados y no sólo ornamentales. Los conocimientos necesarios para realizar este trabajo van de la botánica a la geología, de la historia del arte al merchandising, hasta disciplinas consideradas «frías», como la estimación, el cálculo estructural o las matemáticas.

El profesional encargado del diseño de jardines es una persona creativa, dotada no sólo de experiencia y altas capacidades, sino también de un buen gusto innato y, sobre todo, de un sentido de familiaridad con el paisaje y las plantas, con la propia Naturaleza. Sin embargo, sabe «dominar» su creatividad y ponerla al servicio de un proyecto práctico y definido.

El diseñador de jardines no es sólo el que dibuja un proyecto o elige las plantas más adecuadas para un determinado jardín, sino también el que lo realiza materialmente.

No siempre y no todos los profesionales del jardín van acompañados de empresas capaces de realizar todo el trabajo previsto, por lo que toda la fase de ejecución puede confiarse a terceros. Además, el cliente puede decidir por sí mismo si quiere que le hagan sólo el proyecto o pedir también la ejecución, en cuyo caso el diseñador será el responsable de la obra y le corresponderá asegurarse de que se respeten los tiempos, los costes y el resultado final.

El cliente habla con el profesional al que expresa sus deseos y este es el que le asesora, para que el resultado sea óptimo.

Cuanto más participe el cliente en las elecciones y en la aplicación práctica, más satisfecho se sentirá y sus necesidades estarán más integradas en el resultado final.


¿Quién necesita un diseñador de jardines (aunque no lo sepa)?

diseño de jardines

El diseñador de jardines interviene no sólo cuando hay que inventar un jardín desde cero, sino también en el caso de una restauración de una parte del jardín, aunque sea pequeña, o para una renovación más especializada, como por ejemplo la poda de árboles grandes.

«Los consejos de un diseñador de jardines no sólo son útiles para conseguir un jardín más bonito, sino sobre todo para no malgastar el dinero en decisiones equivocadas que se pagarán en el futuro”.

El mobiliario, el pavimento, la iluminación, las plantaciones, las esculturas, el agua… Con unos pocos trucos para un ojo experimentado, se pueden transformar y mejorar muchos espacios exteriores.


¿Cómo se suele realizar la inspección? ¿Es gratis?

diseñador de jardines

Es el primer paso fundamental para «entender» el lugar y ponerse en contacto con los propietarios.

La inspección nos permite adquirir una serie de información que suele faltar en los documentos básicos, como la elevación, la composición y las características del suelo, la exposición al sol y al viento, las conexiones a las redes de servicios públicos y mucho más.

Puede ser gratuito, pero no siempre: El coste se basa en el tipo y el número de tareas necesarias para poner en marcha las siguientes fases del diseño, así que es mejor informarse con antelación.

¿Cómo interpretar las necesidades de los clientes a la hora de elaborar el diseño inicial?

El problema es que el jardín es una expresión muy individual, y la habilidad de un diseñador de jardines es (también) interpretar los gustos del cliente y aconsejarle para conseguir un espacio exterior que revele su personalidad y esté acorde con el entorno. Cada uno tiene su propio método, a menudo procediendo por «zonas» utilizadas para diferentes funciones (relajación, barbacoa, solárium, etc.).

Hay que consultar sobre el estilo y las plantas y el resultado final deseado. A veces el cliente es muy competente y tiene una idea clara de la vegetación que quiere incluir en el proyecto, otras veces esta elección es una tarea que recae enteramente en el profesional.

Puede ocurrir que los deseos estén latentes o, por el contrario, que aparezcan inmediatamente en toda su claridad. Depende de la profesionalidad y la sensibilidad del profesional captar estas señales, manifiestas o no, y convertirlas en algo factible. Proceder paso a paso, los objetivos a alcanzar gradualmente, ayuda a no perder la orientación, y esto es especialmente útil para el cliente.


 ¿Cuál es el plazo de ejecución de las obras previstas? ¿Cuáles son los costes?

Planificación de jardín

Depende en gran medida del tamaño de la zona en la que se va a trabajar y del tipo de trabajo requerido. A veces, hacer un jardín desde cero es más fácil que restaurar uno con muchos árboles y plantas.

Elementos como el clima, la calidad de los suministros, la disponibilidad de plantas y materiales, pueden ser decisivos, pero es importante la elaboración de un pliego de condiciones detallado de los gastos, así como un calendario de trabajo.

Todo esto tiene lugar en la primera fase del proceso de planificación, antes de empezar a trabajar en la obra.

El coste total varía en función de la cantidad de trabajo necesario y del precio de los materiales y las plantas.


Si al final no te gusta algo, ¿Qué haces?

Dado que debe haber conformidad entre el proyecto y la realización de hecho, depende mucho de lo que no guste.

Si se trata de pequeñas intervenciones, se puede solucionar en las fases finales, pero si el cliente ha estado atento e implicado es poco probable que ocurra.

El jardín es un organismo en evolución y lo que es hoy será muy diferente dentro de unos años. Un buen trabajo depende de un buen diseñador, un buen cliente y un buen ejecutor, por lo que es el resultado de un diálogo continuo: nunca puede ser inesperado.

Luego serán los propietarios quienes se encarguen del jardín, manteniendo lo que les gusta y corrigiendo las manchas e imperfecciones, o simplemente calibrando las opciones en función de los cambios en los gustos personales o las necesidades familiares.

¿Necesita un diseñador de jardines? Puedes encontrar al profesional que necesitas en Viveros Florama www.decoraciondejardines.es.

    Deja tu comentario

    Your email address will not be published.*

    2 × tres =

    Publica tus artículos en PARQUE EMPRESARIAL y gana visibilidad

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies