Menú

Publica tus artículos en PARQUE EMPRESARIAL y gana visibilidad

Por qué merece la pena pasarse a la fotovoltaica

Por qué merece la pena pasarse a la fotovoltaica

10 razones por las que merece la pena pasarse a la fotovoltaica

Con la instalación de placas solares en tu tejado te ahorrarás dinero en la factura de la luz y protegerás el medio ambiente. Éstas son sólo dos de las principales razones por las que muchos españoles se decantan por este mundo. Pero no son las únicas. Junto a estas razones, que pueden considerarse las más intuitivas, hay otras.

Leyendo esta guía descubrirá las 10 razones principales por las que merece la pena pasarse a la fotovoltaica, para que pueda hacerse una idea general de por qué la fotovoltaica es una opción seria a tener en cuenta.

10 razones por las que merece la pena pasarse a la fotovoltaica


  1. La energía fotovoltaica no contamina

Los sistemas fotovoltaicos no producen contaminación química, ya que no emiten residuos ni emisiones. Además, un sistema fotovoltaico no produce contaminación acústica, ya que no emite ningún ruido cuando está en funcionamiento. Tampoco produce contaminación térmica, ya que alcanza una temperatura máxima de 60 grados en los periodos más calurosos.

Pero para asegurarse de que sus placas fotovoltaicas no contaminan, también es necesario asegurarse de que la producción de los módulos es respetuosa con el medio ambiente y que se realiza mediante el uso de los mejores materiales y los menos contaminantes, teniendo en cuenta además su eliminación una vez que el sistema ha llegado al final de su vida útil.


  1. La fotovoltaica no produce emisiones de CO2 y evita así el calentamiento global

Entre los principales gases responsables del efecto invernadero, y por tanto del cambio climático, se encuentra sin duda el dióxido de carbono. Su creciente presencia en la atmósfera está relacionada con el fenómeno del calentamiento global. En este sentido, la fotovoltaica es una forma completamente limpia de producir energía, utilizando una fuente limpia e inagotable: el sol.


  1. La fotovoltaica utiliza un recurso inagotable

La energía del sol es inagotable, a diferencia de las fuentes de energía no renovables como el petróleo, el gas natural y el carbón, que, en cambio, son limitadas, contaminantes y especialmente caras. Por lo tanto, la energía solar es la solución para todos aquellos que quieren ahorrar dinero y proteger el medio ambiente.

La fotovoltaica utiliza un recurso inagotable


  1. La energía fotovoltaica ahorra en la factura energética

Si tienes previsto instalar un sistema fotovoltaico en tu tejado, en primer lugar, debes saber que gracias a las placas solares puedes disfrutar de un ahorro en la factura de la luz. De hecho, gracias a un sistema fotovoltaico puedes utilizar la energía producida por los módulos fotovoltaicos inmediatamente in situ.

Pero, ¿cuánto se puede ahorrar con la energía fotovoltaica? Calcularlo es muy sencillo: basta con multiplicar el precio por kWh que le cobra tu proveedor por la cantidad de energía utilizada para el autoconsumo.

¿Un ejemplo? Tomemos el caso de un sistema de 3 kW con condiciones óptimas de exposición y supongamos que el usuario auto consume 1000 kWh al año. Teniendo en cuenta que el coste medio de la factura es de unos 0,2 euros/kWh, esto supondrá un ahorro de 1000 kWh * 0,2 euros/kWh = 200 euros. Si tenemos en cuenta en este punto la vida media de un sistema fotovoltaico (35 años), podemos decir que cambiar a la energía solar nos ahorraría unos 7.000 euros en facturas de servicios públicos.

Además, para maximizar los beneficios, es importante centrarse en los hábitos de consumo: cuanto más se consuma durante las horas de sol, más se ahorrará en la factura.


  1. La fotovoltaica te permite liquidar excedentes en España

En España, la tecnología fotovoltaica permite la posibilidad de liquidar excedentes de energía generada a través de placas solares. Esta medida se conoce como «balance neto» y permite que los usuarios que generan su propia energía a través de placas solares puedan verter el excedente de energía a la red eléctrica y recibir una compensación por ello.

De esta manera, los usuarios pueden reducir sus facturas de energía eléctrica al utilizar su propia energía generada, y también pueden obtener beneficios al vender los excedentes de energía a la red eléctrica.

Es importante destacar que la regulación del balance neto varía según la comunidad autónoma en la que se encuentre la instalación de placas solares, por lo que es necesario informarse sobre las normativas específicas antes de instalar una instalación de placas solares.

En resumen, la tecnología fotovoltaica permite la liquidación de excedentes de energía generada en España a través del balance neto, lo que puede generar importantes ahorros en la factura de energía eléctrica y beneficios económicos adicionales.


  1. Los costes de compra de energía fotovoltaica son asequibles

En España, los costes de compra de energía fotovoltaica son cada vez más asequibles. La energía fotovoltaica es una fuente de energía renovable y limpia que utiliza la luz solar para generar electricidad.

La tecnología de paneles solares ha mejorado significativamente en los últimos años, lo que ha permitido una reducción en los costes de producción y, por lo tanto, una disminución en los precios de compra de energía fotovoltaica.

Además, el aumento en la demanda de energía solar y la competencia en el mercado han llevado a una disminución en los precios de los paneles solares y en los costos de instalación. Esto hace que la inversión inicial en una instalación de paneles solares sea cada vez más asequible para hogares y empresas.

Los costes de compra de energía fotovoltaica son asequibles


  1. Si quieres instalar un sistema fotovoltaico, puedes beneficiarte de las bonificaciones estatales

Otro factor que ha contribuido a la asequibilidad de la energía fotovoltaica en España son los incentivos y programas gubernamentales, que buscan fomentar el uso de energías renovables y reducir la dependencia de los combustibles fósiles. Estos incentivos incluyen subvenciones, préstamos y otras ayudas económicas para la instalación de paneles solares.


  1. Los módulos solares tienen una garantía de 25 años

Como ya se ha dicho, la vida media de una instalación fotovoltaica es de unos 35 años si se eligen componentes de buena o excelente calidad e instaladores experimentados. Por lo tanto, será necesario recurrir a proveedores que ofrezcan placas solares de alta calidad garantizados durante al menos 25 años.


  1. La fotovoltaica le permite no verse afectado por las fluctuaciones de los precios de la electricidad

Instalar un sistema fotovoltaico le permitirá convertirse en un prosumidor de energía. ¿Qué significa esto? Significa que producirá y consumirá electricidad al mismo tiempo.

Como productor, podrá contar con un precio constante para la electricidad que produzcas, lo que te permitirá evitar las dificultades causadas por la fluctuación de los precios. Por lo tanto, cuanto mayor sea su autoconsumo, menores serán los efectos de estas fluctuaciones en tu cartera.


  1. La fotovoltaica aumenta el valor de tu casa

En uno de nuestros artículos ya destacamos cómo la instalación de un sistema fotovoltaico en su tejado puede mejorar la clase energética de su casa y su valor. Una casa equipada con un sistema fotovoltaico le permite ahorrar electricidad a largo plazo, aumentando el valor de su casa en general.

4.9/5 - (58 votos)

    Deja tu comentario

    Tu dirección de correo no se hará pública.*

    diecinueve − tres =

    Publica tus artículos en PARQUE EMPRESARIAL y gana visibilidad

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies